Pope John XXIII School at Saint Nicholas

Latino parents of school-aged children gathered at Pope John XXIII School at Saint Nicholas Parish, for a special program in Spanish led by a mental health professional. Four of the parents present attended last year’s program, and the general opinion among those who had previously attended was that they had found the program both enjoyable and informative. Topics in this year’s program included parenting styles and positive parenting, improving communication, and identifying signs of mental illness. “The fact that we had a high return rate speaks to the importance and need for the dissemination of vital mental health information and education that our Latino community seeks” said Sergio Hernández, M.A., LPC who led the program for the second year in a row.

The format of the gathering was left open in order to facilitate the flow between the topics, which were underlined by the struggles many parents found about making themselves available to their children, and balancing their different parenting styles. The parents agreed that their children could benefit from more family time, yet allowing them to “be children” within a democratic, and supportive environment. The meeting was ended with a Q&A where a mother pleaded with intact families, on the importance of respect and understanding for children from single parent households. Her comment resonated with the rest of the parents who felt that by teaching their children about respect, they would be more sensitive to accepting the differences of others.

SPANISH

El sábado 18 de octubre del 2014, padres de niños en edad escolar se reunieron en la Parroquia Papa Juan XXIII de la Escuela Parroquial de San Nicolás, para un programa especial en español dirigido por un profesional de salud mental. Cuatro de los padres presentes habían asistido el programa el año anterior. La opinión general entre los que habían asistido previamente era que habían encontrado el programa agradable e informativo. Los temas en el programa de este año incluyeron los estilos de crianza y la crianza positiva, la mejora de la comunicación, y la identificación de señales o síntomas de enfermedades de salud mental. “El hecho de que tuvimos una alta tasa de padres que regresaron  este año habla de la importancia y necesidad de la difusión de información vital concerniente a la salud mental, y la educación que nuestra comunidad latina busca”, dijo Sergio Hernández , M.A. , LPC que dirigió el programa por su segundo año consecutivo .

El formato de la reunión fue abierta con el fin de facilitar el flujo entre los temas, que fueron subrayadas por las luchas que muchos padres encuentran al hacerse disponibles a sus hijos, y el equilibrio de sus diferentes estilos de crianza. Los padres estuvieron de acuerdo en que sus hijos podrían beneficiarse de más tiempo familiar, pero también proveyendo el tiempo que les permita a sus hijos e hijas “ser niños ” dentro de un ambiente democrático y con apoyo. La reunión terminó con una sección de pregunta y respuesta, donde una madre suplicó a las familias intactas, sobre la importancia del respeto y la comprensión por los niños de hogares de padres solteros. Su comentario resonó con el resto de los padres que acordaron que al enseñar a sus hijos más sobre el respeto, los haría más sensibles para aceptar las diferencias de los demás.